Entrenado en casa

Entrenar en casa cada día es una opción  que tiene más adeptos   y ahora te vamos a dar algunos puntos de porqué es así.

Si ya estás decidido a mejorar tu calidad de vida mediante el ejercicio y entre tus  proyectos está la opción de practicarlo en casa, una vez vistas en un artículo anterior los inconvenientes vamos a la parte positiva.

Principales ventajas de entrenar en casa:

  • El tiempo: una de las principales excusas de la gente que falla en sus rutinas y que escuchas en el gimnasio es el #notengotiempo, tal cual, la frase tópica. En casa te vas a ahorrar los trayectos y desplazamientos, esto es mucho tiempo. Pero a la vez aprovecharás otras muchas ocasiones para que tu rutina no sea una carga, todo lo contrario, podrás practicarla con tu programa de TV favorito, con tus hijos, escuchando tu música preferida…
  • Tu nivel, tu cuerpo, tus ejercicios: sobre todo cuando empiezas en un gimnasio, muchos de nosotros tendemos a compararnos con quienes ya están en un alto nivel de preparación y lógicamente nos derrumbamos. También suele suceder que nuestro físico no sea el que establecen los falsos cánones y sintamos cierta vergüenza de mostrarlo o algunas posturas en determinados ejercicios nos agobien: en casa todos estos prejuicios desaparecen, no van a interferir en tu entrenamiento.
  • El coste: un gimnasio no suele ser económico, en casa o en tu entorno urbano el coste es infinitamente menor, basta unos elementos básicos para hacer un trabajo de aúpa: unas mancuernas básicas, unas cintas, un balón de fitness, una estera es suficiente para hacer multitud de ejercicios.
  • Comodidad: vas al gym con tu bolsa llena, mueves tus zapatillas, tu gel de baño, la toalla, los calcetines, el secador de pelo… (ups! se me olvido el pantalón, para casa). Acabas,  la ropa húmeda, la toalla mojada, el olor a sudor que impregna todo… Esto no te va a pasar nunca entrenando en casa.
  • La sociabilidad la puedes buscar programando salidas de running o cualquier otra especialidad out door donde seguro que encontrarás mucha gente con tus mismos intereses: hay grupos de Facebook, aplicaciones o incluso tus mejores amigas se apuntan.

Entrenar en casa sin duda es todo un reto, pero un reto que merece la pena.

Ahora que ya estás decidida solo falta tu equipamiento mínimo, crear tus primeras rutinas y empezar. En un futuro artículo te vamos a explicar si empiezas de cero cual ha de ser tu progresión, es importante empezar bien para conseguir los objetivos propuestos.

Como puedes ver, no hay excusas para mejorar tu forma física y de paso tu calidad de vida. Para estos primeros pasos puedes pasarte y mirar en la tienda la   gama de artículos para tener tus primeros básicos.

Te puede interesar:

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.